DULCE DE NARANJA Y COCO Ver más grande

DULCE DE NARANJA CON COCO

Nuevo

Más información

El zumo de naranja es mucho más saludable si es consumido recién exprimido. No solo es más refrescante y delicioso, sino que tras unas dos horas, su valor nutricional se ve reducido hasta en un 80% debido a la oxidación de la vitamina C. Aunque resulte algo obvio, el alto contenido en vitamina C ayuda a reforzar nuestro sistema inmunológico, siendo un aporte esencial para prevenir un buen número de enfermedades, además del consabido y típico resfriado. Además de la vitamina C, el zumo de naranja recién exprimido contiene 60 tipos diferentes de flavonoides y aceites esenciales que ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. La naranja es un antioxidante e hidratante natural que contribuye a la producción de colágeno, permitiendo así lucir una piel más joven y radiante. Gracias a sus altas cantidades de flavonoides, concretamente la hesperidina, la cual tiene la capacidad de reducir el riesgo de infarto hasta un 19%, el zumo de naranja puede reducir los niveles de colesterol malo (LDL) en la sangre y ayudar a regular la presión arterial, siendo muy recomendable prevenir enfermedades cardiovasculares. También contribuye a la eliminación del ácido úrico si se toma con regularidad, sirviendo de ayuda para los aquejados de gota o artritis. Tomar un vaso de zumo de naranja diario favorece la eliminación de toxinas y desechos que el cuerpo no necesita. Nos hace ser menos propensos a sufrir de problemas de obesidad, acelerando el metabolismo y la eliminación de grasas acumuladas. Mejora el funcionamiento del aparato digestivo si se consume entre las comidas, reduciendo la acidez de estómago y ayudando a curar úlceras. Además, regula las funciones de los intestinos y viene bien tanto en caso de diarreas como de estreñimiento. Lo recomendado es tomar de uno a dos vasos de zumo de naranja recién exprimido al día. Su consumo excesivo puede tener efectos secundarios que en lugar de favorecer el organismo.

Comments ()